Los beneficios de tener plantas en casa

Las plantas son un aliado imprescindible para conseguir dar alegría y vitalidad a cualquier estancia de tu hogar.

Su valor estético es incuestionable, la gran diversidad de variedades ofrecen un toque de color que ayudan a crear ambientes adaptados a cada estación del año.

Normalmente, nos fijamos en ellas como elementos decorativos pero, la verdad, es que sus beneficios van mucho más allá: son indispensables y fundamentales para nuestra salud, para influir en nuestro estado de ánimo y, en general, para mantener una calidad de vida de una forma sencilla y natural.

 

Las plantas influyen en tu salud emocional: pueden llegar a mejorar el estado de ánimo de las personas con altos niveles de estrés y ansiedad. Colocarlas en estancias de descanso como el dormitorio o el salón, ayuda a crear ambientes relajantes propicios para la relajación y la desconexión. Incluye plantas en tu espacio de trabajo para mejorar la calidad del aire y lograr un mayor nivel de concentración.

 

Las plantas de interior mejoran la concentración y reducen el estrés

 

Sus propiedades físicas y químicas, favorecen la renovación del aire a través del proceso conocido como fotosíntesis, en el que CO2 es absorbido y transformado en oxígeno. Este ciclo se lleva a cabo por la mañana, puesto que se aprovechan de la luz solar.

Sin embargo, existe la creencia de que tener plantas en el interior durante la noche puede ser perjudicial debido a que consumen gran cantidad de oxígeno. Pero, la NASA explicó en su estudio que la producción de oxígeno de una planta es mucho mayor que la que consume.

 

Filtros de aire naturales

 

Se puede decir que las plantas actúan en contra de la polución, ya que a través de unas bacterias que poseen en las raíces, transforman los gases nocivos en nutrientes.

Su capacidad purificadora ayuda a filtrar contaminantes tan comunes como el benceno, xileno, amoníaco, tricloroetileno y formaldehído.

 

Las plantas aportan una gran cantidad de beneficios, por un lado, reducen la presencia del polvo en el ambiente en un 20% y actúan como absorbentes acústicos, especialmente en lugares cerrados y con suelos duros.

Además, la presencia de vegetación en fachadas y alrededor de las viviendas actúa como aislante térmico y favorece la reducción de la temperatura ambiental.

 

Otra de las virtudes de las plantas es la capacidad de regular la humedad relativa  del ambiente. Esto resulta beneficioso para tener nuestra garganta y piel, entre otras, bien hidratadas.

 

capacidad de regular la humedad relativa y disminuir la cantidad de polvo en el ambiente

 

En 1989, la NASA llevó a cabo un estudio con la finalidad de definir cuáles son las plantas más idóneas para hacer frente a la contaminación del aire.  

 

  1. Poto: es una de las plantas más populares en hogares, oficinas y edificios. Es muy resistente y no precisa de una atención constante, lo que la convierte en una opción perfecta para purificar el aire. Funciona como filtro de aire absorbiendo formaldehído, xileno y benceno. Puede crecer como trepadora o encima de un mueble para disimular esquinas. De esta manera ganarás verticalidad y movimiento. 
  2. Espatifilo: muy resistente al poder sobrevivir con poca cantidad de agua y luz. Hay que mantenerla lejos de las corrientes de aire. Limpia muchas de las sustancias nocivas presentes en pinturas y colas como el formaldehído. Es capaz de limpiar el aire de los cinco contaminantes analizados por la NASA.
  3. Palmera de bambú: limpia la mayoría de tóxicos del aire como el benceno, el amoniaco o el xileno, responsables de infecciones respiratorias en bronquios, pulmones y mucosas. Se adapta bien a estancias como el baño ya que le gusta la humedad o en el dormitorio donde te ayuda a respirar y dormir mejor. Puede llegar a crecer hasta tres metros de altura y es de fácil mantenimiento.
  4. Lengua de tigre: es capaz de sobrevivir en condiciones adversas tanto en exterior como en interior. Aguanta temperaturas muy variadas siempre que no sean cambios constantes. Aunque se utiliza mucho para la decoración de interiores, su beneficio principal es la mejora de la calidad del aire. Puede eliminar benceno, xileno, tricloroetileno y formaldehído del ambiente.
  5. Ficus robusta: se trata de una planta purificadora de aire que tiene un gran nivel de crecimiento por lo que necesita espacio. Es resistente a las enfermedades y su gran transpiración contribuye a mantener un ambiente húmedo en todo momento. Tiene una gran capacidad para eliminar formaldehído del aire.

 

by Hitachi Cooling & Heating
04 Nov 2020