¿Cómo ahorrar al usar el aire acondicionado?

Llegan los esperados meses de vacaciones y, con ellos, el calor. Tener la casa o el lugar de trabajo a una temperatura fresca y agradable se ha convertido en algo esencial para estar cómodo y rendir mejor. El aire acondicionado se ha convertido en la solución, y su uso es más cada vez es más generalizado. Pero no todo el mundo sabe rentabilizarlo. A continuación te dejamos unos consejos para sacarle el máximo partido y utilizarlo de una manera más eficiente:

 

1.    Aislamiento

En ocasiones tenemos la sensación de que las habitaciones tardan mucho en enfriarse y caemos en el error de aumentar la potencia del aire acondicionado. Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que las puertas y las ventanas de la casa u oficina están bien aisladas. De esta forma, nos aseguraremos de que el aire no se escapa por sus rendijas.Es importante revisar bien el cierre de las ventanas, si son de doble cristal el aislamiento será más efectivo. Te recomendamos utilizar las cortinas y los estores para evitar que la luz del sol entre directamente en la estancia. De esta forma ahorrarás dinero en tu factura y evitarás consumir energía innecesaria. 

 

2.     Una temperatura adecuada

Seleccionar bien la temperatura es un factor clave a la hora de encender el aire acondicionado. Por cada grado que se baja la temperatura, sube un 8% el consumo. Por eso es importante saber qué temperatura es la mejor para cada época del año. En los meses de verano, con mantener la estancia entre 24 y 26 grados es suficiente. En invierno, entre 19 y 21 grados es la temperatura perfecta, sabiendo que esos meses vamos más abrigados.

Recuerda que poner una temperatura muy baja no hará que la habitación  se enfríe antes. 

 

 3.    Aprovecha las funciones para programar y el modo eco

Los mandos de aire acondicionado cada vez son más tecnológicos y ofrecen una variedad de opciones más allá de la regulación de la temperatura o el botón de encender o apagar. Si quieres descubrir todas las opciones que hay detrás de uno, te aconsejamos leer este post.

Entre otras funciones, puedes utilizarlo para programar su encendido media hora antes de llegar a casa, de estar forma evitarás ponerlo a toda potencia al llegar. Por otro lado, si te vas a dormir puedes programar su apagado a una hora determinada y evitar que esté encendido toda la noche. Por último, no olvides utilizar el modo ECO. Te permitirá mantener una temperatura constante en la estancia con un consumo mínimo de energía.

 

 4.    Revisiones regulares: Unidad exterior

Los tejados y los balcones suelen ser los lugares escogidos para ubicar las unidades exteriores. Pero en ocasiones no tenemos en cuenta que estas unidades también deben ser bien atendidas. En la medida de lo posible, te aconsejamos colocarlas a la sombra, de esta forma evitaremos su sobrecalentamiento y con ello un reducir su consumo. También ayudaremos a que el aparato sufra menos, prologando su vida útil. 

 

5.    Elige bien el modelo

Finalmente, si has decidido instalar un aire acondicionado déjate asesorar por los mejores expertos, ellos podrán estudiar tus necesidades y te aconsejarán sobre el modelo y las caracterísitcas que mejor se adaptan a tus necesidades. Elige, siempre que sea posible, modelos que cuenten con la certificación energética A+ o superior, pues garantizan una eficiencia energética óptima.

by Hitachi Cooling & Heating
06 Jul 2020