Certificación energética: Cómo se mide y cómo interpretarla

Cuando estamos pensando en comprar o alquilar un piso, una de las características que aparecen en los anuncios de Internet es la de la certificación energética acompañado de una letra entre la A y la G. Pero, ¿qué significa cada letra? ¿Cómo se calcula la calificación? Te lo mostramos.

certificación energética

A la hora de valorar correctamente las ventajas e inconvenientes de un local, casa u oficina, uno de los aspectos a tener en cuenta es la certificación energética del inmueble, que podemos conocer gracias a la etiqueta de eficiencia energética que debe mostrarnos el dueño del inmueble. Esa calificación por letras, entre la A y la G, nos da una idea de lo eficiente que es energéticamente, siendo A el resultado más eficiente y G el menos. También se incluyen otros datos de la vivienda como su consumo de energía en KW y sus emisiones de CO2, así como la fecha hasta la que es válido el certificado.

Esta certificación, además de ser obligatoria para todas las ofertas de venta o alquiler, nos aporta datos que nos darán pistas sobre el consumo energético de la vivienda/local, el aislamiento del mismo etc.

Para obtenerlo, el propietario del inmueble debe contactar con un certificador autorizado, que se desplazará hasta el domicilio y realizará las mediciones oportunas, para después emitir el informe final. Este informe se elabora con un programa específico reconocido por el Ministerio de Industria. Además, y según normativa del propio Ministerio, todos los procedimientos para la calificación de eficiencia energética de un edificio deben ser documentos reconocidos y estar inscritos en el Registro general.

¿Cómo interpretar los resultados?

A la hora de interpretar un certificado energético, debemos fijarnos en la letra obtenida. En una vivienda/local con unos gastos medios de 60 € aproximadamente, los gastos por clasificación serían los siguientes:

  • A - Gasta menos que la media (hasta 35€)
  • B – Gasta menos que la media (de 35€ a 45€)
  • C - Gasta menos que la media (45€ a 54€)
  • D - Gasta la media (de 57€ a 60€)
  • E - Gasta la media  (de 60€ a 66€)
  • F - Gasta más que la media (de 66€ a 75€)
  • G - Gasta más que la media (mínimo de 80€)

Además también podemos fijarnos en la escala de colores que acompaña a las letras: una vivienda o local con un certificado energético dentro de los parámetros verdes es energéticamente eficiente, por lo que nos aseguraremos que no estamos desperdiciando energía y por tanto, no estamos pagando de más en nuestro recibo de la luz.

Y si quieres asegurarte que sacas el máximo partido a la energía que consumes, debes elegir también electrodomésticos con categoría como mínimo A, siendo siempre recomendado A+, A++ o incluso A+++. De esta manera podrás disfrutar de una temperatura agradable en tu hogar al tiempo que ahorras en energía y dinero.

 

by Hitachi Cooling & Heating
09 Aug 2018